Limpieza de chimeneas

Limpieza de chimeneas

La inspección y limpieza regulares de las chimeneas  ayuda a prevenir los incendios de la acumulación de creosota y ahorra dinero en reparaciones.

Si usted quiere que su chimenea este lista para funcionar este invierno, no se olvide de su mantenimiento y limpieza anual, no importa si es una caldera de gasoil, una chimenea de leña o una estufa a pellet. Todos los combustibles fosiles generan en mayor o menor medida hollín, si este hollín no se limpia nos puede ocasionar problemas como:

  • Obstrucción total o parcial del conducto
  • Incendio del hollín, pudiendo desde destrozar nuestra chimenea hasta quemar nuestra vivienda completamente.
  • Mal funcionamiento de nuestro generador de calor.
  • Revocos de humo y CO con sus posibles intoxicaciones respiratorias e incluso muerte.

Cabe recordar que no hay ningún dispositivo que sea absolutamente libre de mantenimiento. Todos los generadores de calor, en mayor o menor medida, generan hollín que es necesario desincrustar y retirar. Hay que prestar especial atención a la retirada del hollín, si tras la limpieza de una chimenea el deshollinador no le ha retirado los restos que se sueltan del conducto seguimos teniendo un grave riesgo de incendio.

Según el Jefe de Bomberos de Vilalba en declaraciones para "La voz de Galicia" el 80% de los incendios en viviendas empiezan por la chimenea. Asi su recomendación para evitar este tipo de siniestros es 1- Utilizar leña seca y con poca resina y 2- deshollinar la chimeneas. Lea el articulo completo aquí.

Todo esto nos lleva a plantearnos la pregunta: ¿Cada cuanto tiempo debo deshollinar mi chimenea?

La respuesta la podemos encontrar de dos maneras, utilizando el sentido común ó siguiendo la normativa vigente.

El sentido común nos dice que una chimenea la limpiaremos cuando este sucia pero esta suciedad dependerá en gran medida del tipo de combustible utilizado , tiempo de uso de la chimenea y tipo de instalación. Así cuanto mas usemos la chimenea antes necesitaremos la limpieza, cuanto peor sea el tipo de combustible antes necesitaremos la limpieza y cuanto peor sea nuestro generador o instalación antes necesitaremos la limpieza.  Todo esto es poco concluyente de cara a marcar una periodicidad, no?  No hay problema, la normativa nos aclarará esto un poco mejor.

Si leemos la normativa vigente, en este caso el Reglamento de Instalaciones Térmicas en Edificios (RITE) , que es de obligatorio cumplimiento, este en lo referente a las chimeneas nos indica que deberemos seguir la indicaciones expuesta el la norma UNE 123001 "Cálculo, diseño e instalación de chimeneas modulares.".

Esta norma nos indica claramente en su punto 12 Mantenimiento que la limpieza de las chimeneas se deberá realizar con una periodicidad mínima anual siempre que se utilicen combustibles tipo 2 o 3 ( Leña, pellet o carbón son combustibles tipo 3 y Gasoil es combustible tipo 2 ) sin perjuicio de que esta periodicidad pueda ser semestral, bimensual o incluso quincenal en función del uso y combustible utilizado.

Es decir, si tenemos una chimenea en casa que use combustibles tipo 2 ó 3, deberemos deshollinar mínimo una vez al año según la normativa. Cabe recordar que en caso de siniestro las compañías de seguros pueden (y de hecho lo hacen) solicitar la ultima factura de deshollinado, si no disponemos de ella es muy probable que el seguro no cubra absolutamente nada de lo sucedido y sea el usuario el que tenga que hacerse cargo tanto de los daños propios como de los daños que haya podido generar a otros vecinos, algo muy importante sobre todo cuando el incendio de una chimenea ha provocado la destrucción de varías viviendas y nos enfrentamos a unos gastos superiores al medio millón de euros!!